DECLARACIÓN DE LAS ORGANIZACIONES SINDICALES Y ESTUDIANTILES DE LA UPV/EHU EN DEFENSA DE UNA UNIVERSIDAD PÚBLICA VASCA DE CALIDAD

Personal y alumnado de la UPV/EHU llevamos cuatro años movilizándonos de diversas maneras contra las políticas de recortes. Varias huelgas generales cargamos ya en nuestra mochila.
A los trabajadores y trabajadoras nos han rebajado y congelado el sueldo, nos han aumentado los impuestos, nos suprimen derechos, nos encarecen servicios básicos, nos acusan de ser los causantes de la crisis porque, dicen, vivíamos por encima de nuestras posibilidades…
Las y los estudiantes padecemos simultáneamente recortes en las becas al estudio y subidas de tasas universitarias de forma que nuestras familias ven mermada de manera importante su capacidad para hacer frente al costo de nuestros estudios. Y como colofón, muchos y muchas de nosotras nos vemos obligadas a irnos de nuestra tierra con nuestros títulos universitarios debajo del brazo, porque aquí tenemos cada vez menos futuro.

Quisiéramos hablar de todo eso, pero hoy venimos a denunciar otro aspecto de esta crisis: las políticas de recortes económicos continuados pueden llevar a la Universidad del País Vasco/Euskal Herriko Unibertsitatea a la asfixia.
Que atravesamos una profunda crisis económica lo sabe todo el mundo. Pero con ese pretexto quieren eliminar todos los logros obtenidos durante generaciones de lucha. Uno de ellos es, sin duda, el sistema de enseñanza público. Y en lo que nos atañe, una Universidad pública accesible a todas las personas, de calidad y al servicio de la sociedad vasca.
El retroceso en la financiación desde el año 2010 es preocupante, recibiendo este año del Gobierno Vasco 51,2 millones menos que entonces, lo que supone un descenso del 14,5%.

En la UPV/EHU no nos encontramos aún en la crítica situación de algunas universidades del Estado (despidos de parte de la plantilla, cancelación de proyectos de investigación, desorbitadas subidas de tasas…). Pero la baja financiación que recibirá este año va a generar recortes cercanos al 40% en las actividades cotidianas de docencia e investigación, adquisición del material necesario para las prácticas de laboratorio, material didáctico a disposición del alumnado, asistencia a eventos científicos, y en diversos programas y servicios

Y si continúan los recortes presupuestarios, junto con importantes subidas de tasas y mayores restricciones en las políticas de becas, llegaremos a una situación hasta ahora desconocida en nuestra Universidad: imposibilidad de acceso a los estudios universitarios por parte de los hijos e hijas de las familias de las clases populares, recortes en docencia e investigación, despidos y desaparición de programas de manifiesta importancia para garantizar un servicio público universitario accesible, equitativo y de calidad para el conjunto de la población.

No debemos olvidar, además, el estratégico papel que en Euskal Herria debe jugar la universidad de cara a construir un futuro esperanzador para las nuevas generaciones y el conjunto del país, ofreciendo una formación superior cualificada y desarrollando programas de investigación que permitan al país mantener, e incluso superar, las cotas de bienestar hasta ahora alcanzadas. Por ello creemos que se debe considerar el sistema público universitario como una inversión estratégica irrenunciable, impulsando y cambiando para ello las políticas económicas, fiscales y sociales que permitan garantizarlo.

La UPV/EHU debe recibir una financiación acorde a las importantes funciones que debe acometer en nuestra sociedad. El Equipo Rectoral no puede dar por bueno el recorte de financiación planteado por el Gobierno Vasco en su proyecto de presupuestos. Y así ha de manifestárselo de forma pública al propio Gobierno. Ni la Comunidad Universitaria ni la sociedad podría entender el silencio como postura.

Por ello, exigimos romper la tendencia actual y retomar los objetivos en materia de financiación universitaria recogidos en el vigente Plan Universitario 2011-2014 de alcanzar el 1,2% del PIB vasco para su universidad, lejos aún de los niveles de financiación europeos.
Llamamos a la comunidad universitaria, a su Equipo de Gobierno y al conjunto de la sociedad a luchar por una financiación adecuada y por unas políticas fiscales que la puedan garantizar, así como por la congelación de las tasas de matrícula, la flexibilización de su pago y la actualización de las becas de modo que no ahoguen al alumnado y a sus familias. La importancia social y estratégica que la UPV/EHU tiene para este país así lo exige. Nuestro futuro está en juego.

En Leioa a 4 de junio de 2013
LAB STEE-EILAS CCOO ELA UGT IKASLE ABERTZALEAK IKASLE EKINTZAUnidad para luchar

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s